San Carlos de Bolívar

Cargando datos de Clima...

Nota 1353 - (3ª Época)

De esto y aquello

ene. 13, 2019 12:46

en Opinión

Por el Dr. Felipe Martínez Pérez

Estoy harto, como ciudadano, de ver a diario las fotos del presidente y la ex - presidenta  juntos o separados,  serios o riendo. Y me da fastidio. Porque hace tres años que todos sabemos que no se juega una partido entre dos grandes partidos, ni un partido a las bolitas con el respeto que le tengo. Pienso que desde hace medio siglo  y acentuado de tres años a esta parte, se está jugando el partido de cuyo resultado Argentina saldrá o quedará estancada como desde hace medio siglo. Argentina sale o no sale. Y al parecer parece que de esto se ha dado cuenta la gente, y curiosamente, no lo han tomado en cuenta los políticos. Y sin embargo, se está jugando el futuro de una nación que no se merece  los que mandan pues hasta ahora solo se desmandan; y así estamos. Jugando al dólar. Pasa de castaño oscuro. Y que ya está bien, tres años jugando para ella, y aun cuando gane él, van a inundar los hemiciclos, con aquellos que debieran estar afuera. Y muchos de ellos en la cárcel.  Que así se arreglaba desde el primer día.

 

     Argentina no se hace con unas cámaras con buena parte de sus legisladores adscriptos a la corrupción; porque en ello han de seguir. Y además darán el ejemplo. Al fin y al cabo, y va mucho tiempo, la nación o la realidad argentinas se ha convertido en una faena  trasnochada. Que de lo único que se hable, de forma cotidiana, es del duelo que llevan a cabo el presidente y la ex – presidenta, y para más inri sin hinchas en una u otra tribuna, es descorazonador; un partido que a nadie interesa. Y sobre todo lo que llama la atención es el empeño en jugarlo a todo o nada; y con los causantes de la corrupción y entonces da que pensar que al ponerlos a su altura está de acuerdo en la corrupción. Se ve a las claras por qué no han querido poner a la sombra a nadie desde el primer día. Pero resulta que se votó para eso. También, en varias oportunidades  he escrito que los corruptos deberían ir a plaza de Mayo, y agradecerle al señor presidente, que no los ha llevado a la cárcel.

 

     En una palabra, estamos ante  un estropicio que dura tres años y vamos por el cuarto entre los libres y los que debieran estar presos; y de manera pajuerana, superficial un tanto pérfida y sobre todo de una bajura exasperante. Y en estas condiciones entre el zafarrancho y la faena de verdad  no habrá mucha diferencia. Y todos tan campantes.  Y ahora, faltaba más,  ha entrado en la lid la gobernadora Y los tres en el mismo nivel, que se dice pronto. No se dan cuenta, o no quieren darse, que son distintos. Y el árbitro de este grotesco fulbito  que sería el pueblo, pues nada que está en sus cosas.  Mal  no estaría pegarles cuatro gritos para que despierten de la innoble tontería que a tres años es demasiado grande y se atranca. Y hasta para jugar tranquilos han dejado de lado los piquetes pues no se los ve  en los últimos tiempos. Lo único que falta que se convierta en un tute de tres, como aquel famoso de Viridiana.

 

     El problema que por aquí no va a llegar Vox ni Bolsonaro, por la simple razón que lo que abunda es de poca enjundia, y al menos por el momento nadie quiere cambiar. Por aquí ha de llegar mucho de lo malo. Se ve a simple vista, y algún día cuando aparezcan los que despectivamente llaman populistas, han de tomar conciencia las gentes que ya es tarde.  Pues llegarán por el mundo y por aquí, cuando las  naciones estén  hechas pedazos o perdidas, y enfrentado cada habitante con el vecino; se acentuará la moda de estar enfrentados.  Es cierto que los malandrines son un puñado, pero gritan y no cejan en asegurar que llueve cuando hace sol. Pero se les hace caso, porque abundarán, es un decir, los gobiernos gobernando para minorías; y además contentos con que cada una esté en contra de la otra. Y las mayorías de verdad a pagar como siempre los platos rotos. Y después se enojan con la aparición de Bolsonaro y con sus aciertos y desmadres, o se dan el lujo de criticar qué debe  hacer según sus pensamientos, pero curiosamente lo han votado millones. Lo mismo pasa en España que salen a la caza de los votantes de Vox. A pesar que es para llorar, me causa mucha risa, porque esos que peyorativamente llaman populistas han llegado porque lo actuales o anteriores,  han dedicado todos sus afanes a hundir sus respectivas naciones. Han sido incapaces de sacar a flote un país.

 

     Pero han sido capaces y con varias maestrías  al hombro, para tirarlo abajo como aquí, o mutilarlo como allende el mar. Y si se le va la mano o la voz al presidente vecino, al nuestro no debería temblarle ni el pulso ni la voz, para llevar a cabo lo que prometió hace un tiempo, que se ha tornado harto pesado, gracias a que no ha hecho lo que sí han hecho los vecinos. Y estancados andamos en el fulbito entre el señor y la señora y aun cuando gane será por poco y las cámaras las habrá inundado con los de antes y el culpable será, simplemente, el gobierno.  De eso podrían hablar en la TV, e incluso, llamar a la gente a salir a la calle.  No sé si a defenderlo  como en tres ocasiones anteriores, o a gritarle que no es ese el camino que necesita está nación dejada de la mano de los argentinos, y por supuesto de sus políticos, que a la larga y a la corta han demostrado que para poco sirven. Se ha visto en tres años. Nada nuevo, esperando que de la vaca muerta, brote leche; y además, como desde hace lustros el agua caiga cuando debe y la cantidad necesaria.

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 27.20 28.20
Euro 33.00 34.00
Real 650.00 700.00