San Carlos de Bolívar

Cargando datos de Clima...

“El errequismo no me ha invitado ni a una mateada”

feb. 21, 2018 14:10

en Política

Diario La Mañana de Bolívar - Política - “El errequismo no me ha invitado ni a una mateada”

Entrevista con Adalberto Sardiña, ex concejal. ex funcionario de Erreca y de Simón.

Titular para las cachetadas y suplente para los elogios (en el fondo se ve así), Sardiña se fue de la política con un auto modelo ’98 que cambió por un 2011 (usado) una vez que se estableció como gerente del laboratorio Zoovac, y el recuerdo de mucha gente que lo quiere y se lo transmite en la calle, donde camina sin asesores de imagen (¿qué peinado le impondría un coach a Adalberto, uno como el de Bono Vox, cantante de U2? ¿¿Se lo lograrían domar??). En casi veinte años en la función pública se granjeó más simpatías que antipatías, respetos y miradas un touch desdeñosas, pero supo construirse una plataforma de lanzamiento que estará esperándolo si un día ‘le pica’ desempolvar su sueño de ser intendente, que no abandona. Hoy, el ‘Gigante de los debates’ (Ángel R. Pesce dixit) reparte su tiempo entre los diarios matches de ping-pong con amigos, los viajes con sus cinco hijos, el trabajo en el laboratorio, las caminatas y los quehaceres de su hogar de barrio Calfucurá, entre los que ama cocinar. Ya nadie le toca el timbre a la medianoche pidiéndole ayuda, vive más tranquilo, aunque algo de aquél vértigo permanece alerta en su piel.

 

“HOY NO ES LO IDEOLÓGICO, ES LO PRAGMÁTICO, LO QUE SIRVE”

¿De qué radicalismo estás más cerca, del de Criado o del de Erreca?

-Yo en las últimas elecciones fui con Ricardo (Criado) y Julio Ruiz, un radicalismo de una concepción más pura. A la llave del comité la puede tener cualquiera, no es potestad de nadie, y ser radical es un comportamiento y una actitud en la vida y en la política, pero también reconozco que hoy está muy desvirtuado todo, muy mezclado. Costará mantener las ideologías, en vistas del pragmatismo que impera. Hoy es lo pragmático, no lo ideológico, es lo que sirve, y nosotros venimos de otra concepción de la política.

 

Vos te opusiste al acuerdo UCR-Pro.

-Sí, incluso fui con Sanz, no con la lista de Macri ni con Carrió.

 

¿Dos años después reafirmás que el radicalismo no debió haber hecho esa alianza?

-Yo creo que deberíamos haber ido a comicios con candidatos propios, tenemos gente muy valiosa. Pero también es cierto que estos años han sido una picadora de carne para muchos políticos. Mantenerse en el poder cuesta mucho, las campañas son muy caras. Yo te lo puedo decir porque tuve que sostener estas campañas con recursos propios, genuinos. Hoy no es fácil mantenerse como candidato, estar en el candelero. La última campaña fui con Ricardo y Julio Ruiz, pero en 2013 había ido como precandidato (a intendente) y gastamos unos cuantos pesos propios, el estado no te aporta nada…

 

Era la época del rastrojero.

-Gastaba más aceite que gasoil, nos costaba hacerlo arrancar, una cosa de locos.

 

¿De qué le sirve al radicalismo el acuerdo con el Pro? ¿Se inclina para no romperse, al revés de lo que pide la doctrina?

-Y… qué se yo… Yo creo que debe quebrarse antes que doblarse, es mi concepción, pero bueno, por eso siempre he perdido. Mis convicciones dicen que yo compito, porque esto tengo para dar, pero el resultado es aleatorio, depende de muchas circunstancias, que a veces no manejo. Eso de andar midiendo si me conviene una alianza con este o con el otro… En la última elección (2013) dijimos ‘vamos solos’, y así fue.

¿Cómo estás con el sector liderado por Erreca? ¿Irías si te convocaran?

-No me han convocado, no se ha dado el caso.

 

¿Creés que no te convocarían?

-No sé, no he tenido más que saludos de ocasión, no he sido convocado. En cambio el sector de Ruiz y de Ricardo me llamó desde el primer momento. No quería integrar la lista, les dije que les agradecía y que los apoyaba, pero en la lista no. Me pareció loable la propuesta, pero no quería ir en nada. Fue el único sector que me convocó, el sector de Erreca no me ha invitado ni a una mateada, pero bueno, la política es así.

 

“NO FUI UN BUEN ARMADOR”

¿Mantenés tu sueño de ser intendente?

-Lo peor que puede hacer una persona es perder sus sueños. Siempre están vigentes los sueños, dependen de muchas cosas, pero están. Yo quizá no fui un buen armador político, porque cuando ponés las convicciones por sobre las conveniencias, no decís ‘este me suma, este no’. Yo no voy con alguien que no quiero.

 

Decís ‘no fui un buen armador político’, en pasado. ¿Te considerás retirado?

-No, nooo. Lo digo a la vista de los resultados. Pero hoy armaría de la misma manera.

 

Aunque perdieras todas las elecciones.

-Prefiero perder mil elecciones, pero mantener intactas mis convicciones. Yo me nutro del saludo de la gente, del reconocimiento de los empleados municipales, que pasan por casa trabajando, tocan el timbre y me saludan, o me ven afuera y me vienen a dar la mano.

Y eso que tuviste un cargo duro, del que salen casi todos ‘rotos’: jefe de Personal.

-Sí, y salí bastante bien. Me llevo muy lindos recuerdos. Eso fue en la gestión de José Gabriel, que me dio su pleno apoyo para trabajar. De los empleados municipales hablo siempre bien, tengo agradecimiento para ellos, reconocimiento a cómo me trataron, y no es populismo ni demagogia, es lo que siento.

                

                  Chino Castro


“Me gusta Holan, pero le temo a Moyano”

¿Te gusta el Independiente de Holan?

-Qué pregunta difícil… Me gusta Holan porque es serio y sabe lo que hace. El fútbol que propone no es tan técnico, sino más apasionado. Pero no lo ha hecho andar mal a Independiente. Le tengo miedo a otra cosa yo, a nuestro presidente.

 

No te gusta Moyano.

-Pará, no sé si no me gusta… Si tengo que hablar de él como presidente del club, no ha sido malo. Después podemos discutir otras cosas. He hablado con varios socios y socios vitalicios que me dicen que Independiente cambió del día a la noche. En cuanto a Holan, le han dado un voto de confianza y tiene una línea de trabajo.

 

¿Y cómo juega su equipo te gusta?

-Me gusta. Lo veo flojo atrás, a veces hay desinteligencias en esa zona. Pero juega bien el equipo, le he visto hacer goles lindos, muy bien elaborados. Los sigue con un drone a los jugadores (se ríe)…

 

La última: Moyano no te convence, aunque su presidencia, según te han dicho, es buena. ¿Entre Moyano y Macri, con quién te quedás?

-No sé (se ríe), hay preguntas difíciles, cosas que no puedo contestar. Hay mucho poder de fuego ahí (más risas).

 

“No creo en la ‘mano dura’, creo en el respeto a las leyes”

Algunos han salido a menear la pena de muerte, por ejemplo Durán Barba.

-No creo que la pena de muerte sea un camino para solucionar el problema de seguridad. Creo que hay que respetar las instituciones y las leyes, y para eso debe funcionar la justicia, nadie puede hacer justicia por mano propia. Hay otros países que tienen niveles de seguridad muy buenos, y no tienen pena de muerte ni andan a los tiros, respetan la legislación. Escuchaba que vendían alcohol en los corsos, y hay países con más venta de alcohol que nosotros, a no dudarlo, pero se respetan las instituciones. Nosotros somos un país violento, desmadrado, donde se ha perdido el respeto a las instituciones, y seguro que hay dirigentes que han hecho mucho para que eso sea así.

Y ahora otra vez hay crisis de trabajo.

-Sí. Yo no creo en la mano dura, creo en el respeto a las instituciones, a las leyes, a la policía. Y que el que comete una infracción, debe cumplir con lo que marca la ley. Porque después pasamos de la ‘mano dura’ a la permisividad total, y eso tampoco sirve.

 

Colgados de la teta

¿Cómo ves Bolívar?

-Se ha volcado muchísima plata, pero no han dirigido los recursos como los hubiera dirigido yo, si bien es lógico que el que gobierna define. Ha crecido en servicios, en pavimento, y por ahí falta mantener todo eso. Veo un municipio con mucho personal, y hay que pelearlo a eso: yo siempre decía que es preferible tener mil empleados bien pagos que dos mil medianamente pagos.

 

¿Sería el caso de ahora?

-Y, quizá haya mucha gente en el municipio. Y todo el que entra, no sale más.

 

Como si hubieran nacido el día que ingresaron allí.

-Claro. Yo primero fui un profesional de las ciencias veterinarias, trabajaba en el campo; luego tuve una etapa en la política, y después me tuve que ir a casa porque la gestión terminó, y volví a mi profesión. Pero acá entran y se prenden de la teta del estado, chupan que es un contento, nadie quiere largar. Esto pasará a niveles provincial y nacional, y así llega un momento en que el estado son diez manteniendo a veinte. Y no hablo de ayuda social, de planes sociales ni de subsidios, sino de sueldos en asesores y demás. La cantidad de gente que queda ‘enganchada’ no se puede creer, es una cosa de locos. 

 

“LOS RADICALES ESTAMOS DESORIENTADOS”

¿Y cómo ves al país, a dos años de la asunción de Macri?

-Complicado. Si bien hay cosas que se han hecho, y yo desde la actividad privada lo siento así, las pymes siguen estando a la buena de dios, y hay muchas cosas que el estado debería trabajar. No se pueden abrir las importaciones en forma alevosa, hacés añicos la industria nacional. Pero van dos años, hay que darle tiempo. Yo estuve en un espacio de Cambiemos, que es donde había que estar por un mandato de la convención nacional, pero me hubiera gustado tener en el gobierno un toquecito filo radical.

 

Orgánicamente, no estás en ningún lado: con Cambiemos no, porque no acordás con la alianza UCR-Pro; con el errequismo no, y obviamente con ningún peronismo.

-Por eso estuve con el grupo de Ricardo, porque los veía más filo radicales. Bueno, es lo que hay hoy. Me dirás ‘elegís lo menos malo’. Y bueno, no sé. Tampoco me declaré en rebeldía, fui a una elección, perdí, agaché la cabeza y me encolumné detrás del que ganó. En 2013. Dos años después, en las elecciones para concejales me llama un grupo con muchos radicales, inclusive Julio Ruiz, una reserva nuestra y una persona a la que respeto muchísimo. Fui con ellos. Pero pienso que los radicales estamos medio desorientados.

En referencia a lo económico, Sardiña ve un horizonte oscuro: “Se pide, se pide y se pide, y eso en algún momento se va a pagar. Ahora el gasto público se ha triplicado. Nos quejábamos de la administración anterior, y nosotros la duplicamos. ¿Entonces qué estamos haciendo? No se puede seguir así, y no hablo de sacarle funciones al estado, que debe brindar educación, seguridad y salud como corresponde, y ocuparse de los que menos tienen”.

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 26,50 27,50
Euro 32,10 33,10
Real 710,00 760,00
Ocurrió un error inesperado

Ocurrió un error inesperado

Descripción

Ha ocurrido un error al intentar procesar '/noticias/politica/el-errequismo-no-me-ha-invitado-ni-a-una-mateada_a293861'.

Más información

Los administradores de este sitio ya fueron notificados de este error para que puedan solucionarlo a la brevedad.

Por favor, disculpe las molestias ocacionadas.